Qué hacer si tiene una ADU, pero no tiene permisos

Consejos de un responsable de cumplimiento sobre la legalización de una ADU no permitida

Los agentes inmobiliarios y el personal del condado en toda la región hablan con la gente todos los días que están considerando la posibilidad de permitir una ADU existente. He aquí algunas cosas que han aprendido:

Hable con el personal local. Normalmente no tiene que dar una dirección, sólo una descripción general de su situación para saber más. Siempre puede preguntar primero cómo se gestionan las ADU no permitidas, ya que esto puede variar en función de dónde viva. Algunas zonas también tienen programas o recursos para ayudarte a decidir si es posible.

Considere la posibilidad de contratar a un profesional. Navegar por la normativa y los permisos puede ser complejo. Intentar hacerlo uno mismo suele salir más caro al final, sobre todo porque cada ronda de revisiones cuesta más. Un profesional conocerá las normas y podrá gestionar el proceso de solicitud, ahorrándole tiempo y dinero.

Elabore un presupuesto y sea estratégico. Los costes pueden acumularse rápidamente al legalizar una ADU no permitida y en algún momento tendrá que tomar una decisión de si es factible o no. Determinar la secuencia de pasos, identificar lo que se necesita para la legalización, enumerar los costes previstos y decidir cómo financiarla.

Reúna documentación. Algunas jurisdicciones permiten a los propietarios utilizar las normas de construcción vigentes cuando se construyó la ADU, así que averigüe cómo demostrará la fecha de construcción. ¿Guardaste los recibos? ¿Están anticuados los componentes de calefacción, ventilación y aire acondicionado? ¿Tiene registros el asesor? ¿Tiene una imagen aérea fechada?

Prepárese para un maratón, no para un sprint. Pueden surgir otros problemas que aumenten el tiempo y los costes, como modificaciones en el camino de entrada o ajustes de la línea de parcela con un vecino. No dejes que los baches en el camino te detengan una vez que hayas tomado la decisión de “adelante”, respira hondo y sigue adelante.

Una ADU no permitida puede ser más cara que adaptarla a la normativa. Si el ADU fue bien construido, los costos son por lo general las tasas de dibujo, permisos, y (tal vez) las tasas de impacto, además de los futuros impuestos de aumento de valor de la propiedad. Los costes de NO tener una ADU legal podrían ser muchos. Las compañías de seguros rechazan continuamente las reclamaciones por estructuras no autorizadas, y las multas por infracciones pueden ser cuantiosas.

Translate

Welcome to Mother Lode ADU

More coming soon!

Some of our resources are still in progress – check back frequently to see new features!

Skip to content